_Arrastra el dedo para pasar de página
  • Prodigious

  • Prodigious

    Sinopsis

    Una gran ciudad. Año 2035. Un inmenso y laberíntico hotel. Una convención sobre Inteligencia Artificial. Max, un empleado de la Corporación “Géminis”, descubre que ha perdido gran parte de su memoria en un accidente de camino a la convención. Mientras intenta reconstruir sus recuerdos conoce a Mai, una enigmática mujer con la que conectará intensamente. En realidad, ella será la clave para descubrir la terrible verdad que se esconde detrás de su amnesia y sus lapsus de memoria. Una historia donde los afectos, el sexo y la amistad marcan a personajes que no logran comunicarse en un mundo de alta tecnología. Un escenario subyugante y misterioso para una historia en la que lo imposible y lo tangible l l egan a encontrarse.

  • Prodigious

    Notas del director

    La ciencia ficción me ha fascinado desde que era niño. Me tragué toda la ciencia ficción que me cayó en las manos. Pero entonces llegó el cine. No recuerdo el orden, aunque sé que la primera fue Star Wars. Y eso lo cambió todo. Alien. Blade Runner. Encuentros en la tercera fase. La cosa. Star Trek. Matrix. Metrópolis. La guerra de los mundos. La invasión de los ultracuerpos.
    Contact. Minority Report. Desafío Total. 2001. Moon. Independence Day. Terminator. Predator… Todas… Nuevas o antiguas. Buenas, malas, regulares… Las veía, y aún procuro verlas, todas. La gran pantalla siempre me ha parecido un medio especialmente sugerente para recrear los maravillosos mundos que la ciencia ficción propone.

    Y así, hace unos meses varios puntos se conectaron. Acababa yo de leer una novela de Santiago Roncagliolo, Tan cerca de la vida, que me había llamado la atención. Era un libro extraño. La historia estaba enmarcada dentro de un universo de ciencia ficción, pero el tratamiento era muy original. La novela
    era un thriller, ambientado en una convención de robótica, en un futuro cercano. Sin embargo, todo el relato destilaba esa sutil poesía que la narrativa latinoamericana ha heredado de los tiempos del realismo mágico. Y también hablaba abiertamente de amor. Y de robots. Y de amor entre robots. Y la mezcla tenía algo muy especial. Algo que funcionaba. La novela de Roncagliolo conseguía despojar de parafernalia tecnológica alguna de las cuestiones centrales de la ciencia ficción: ¿qué es la vida?¿cómo se crea vida?¿puede un ser artificial amar? ¿o es precisamente la capacidad de amar la que nos hace seres vivos?...

    Desde luego estas preguntas quedaron sin respuesta… Pero las cuestiones de fondo que planteaban comenzaron a dibujar una trama en mi mente, ambientada en el cotidiano y poético mundo futuro descrito por Roncagliolo. ¿Qué pasaría si dos robots, que no saben que lo son, se enamorasen? La cosa me pareció muy interesante. Y me pareció muy interesante porque, a pesar de hablar de robots, la historia trascendía el cientifismo estricto que a veces se le supone a la ciencia ficción. Y así nació Prodigious. Prodigious es una película de ciencia ficción, sí. Pero también es una historia de amor. Es una trama futura que se desarrolla en un mundo de alta tecnología, sin duda. Pero todo sucede de una manera muy humana, muy cercana, muy natural. ¿Qué es el amor? Y sobre todo: ¿Qué es la vida? De esto es de lo que habla esta maravillosa historia.